La apertura ha sido fuertemente bajista, cotizando de inicio por debajo del fuerte soporte del 38,2% del retroceso de Fibonacci desde los mínimos de 2014. La sesión en intradía está siendo fuertemente alcista e incluso nos coloca por encima del soporte comentado, pero debemos estar atentos al RSI que se servido de soporte y perder la zona puede darnos quebraderos de cabeza en los próximos días si la situación se extrema con Grecia:
 
dax