Como se puede observar en el gráfico adjunto del futuro del índice alemán a 30 minutos, el RSI nos deja dos puntos claves del movimiento que hay que vigilar atentamente. Uno es la directriz bajista desde los máximos del día 22 en sobrecompra y el otro la misma directriz que viene desde los máximos de ayer, ya que una superación de ambos niveles puede ayudarnos a rebotar, pero mientras no se produzcan, puede haber presión bajista.  
dax