Como se puede ver, el futuro del DAX sí que está muy cerca de la parte alta del canal bajista, alejando el peligro de la SMA200 sesiones. El RSI ha aguantado el soporte perfectamente y apoya el rebote. No debemos perder de vista que todavía no se puede cantar victoria porque faltan todas las reuniones del domingo y no sólo hay un aspecto económico en todo esto sino político por la que han liado:
 
 
dax