Perdimos. Pero, al menos sólo nos queda un partido más.

Con todo, les anticipo que esta semana que iniciamos hoy es especialmente importante para mí. Sí, van a cambiar muchas cosas en mi vida en el futuro próximo. Pero también deben saber que lo pasado no es sólo pasado: es mi pasado. Y como tal, forma parte también de lo que venga en el futuro. Yo no acepto la máxima de que hay que olvidar el pasado al emprender un nuevo futuro. Por el momento, no les puedo decir mucho más.

Pasado y futuro se entremezclan constantemente. Por ejemplo, escuchar a las autoridades japonesas hablar de potenciales nuevas medidas expansivas, incluyendo el aplazamiento de la subida de impuestos, obliga a pensar en el Abenomics de 2012. Y como dos años más tarde se complementó con otro aplazamiento de la subida de impuestos que en aquel momento se había previsto. Como ven, pasado que marca el futuro. O que  es lo suficientemente inquietante como para coincidir, como si el tiempo se moviera en un bucle que no parece tener fin.

Esto último es lo que muchos economistas consideran como escenario más probable a medio plazo: crecimiento débil, inflación baja, políticas monetaria y fiscal expansivas, apreciación de activos financieros dentro de un proceso que parece no tener fin. Estancamiento secular lo llaman. Al final, forzar las condiciones favorables monetarias para expandir una actividad económica que de otra forma retrocedería. Pero, por otro lado, crear nuevos riesgos a medio y largo plazo en una crisis financiera que puede no tener fin. Pesimistas son. Para el resto, por el contrario, la política monetaria expansiva genera tiempo para llevar a cabo ajustes y reformas inevitables. Y afirmo esto último pensando en las autoridades políticas especialmente. Sin embargo, en el terreno político es más difícil mantener que la historia se repite. Nunca, al menos que recuerde en nuestra historia moderna reciente, el escenario político ha sido tan complejo que el actual.

Y en este punto debemos hablar de la Zona Euro. Aunque también podríamos ampliarlo a la EU, bajo el riesgo latente que supone el Referéndum británico. Aunque gane el No, lo cierto es que parte del daño en términos de desconfianza hacia el futuro ya está hecho. Si a esto le unimos los "parches" alcanzados en temas como la situación de Grecia, sin duda quedan muchas más preguntas que respuestas para el futuro. La parte positiva, como nos muestra el pasado reciente, es que nuestra clase política ha sido capaz de ponerse de acuerdo para ir capeando el temporal. No se solucionan los problemas, pero al menos sí se van amortiguando. Y de esta forma pasa el tiempo. ¿Hasta cuándo? Como decía un consejero del ECB hace unos días, Europa necesita urgentemente un ministro de finanzas o de hacienda que sea capaz de tomar decisiones para el conjunto. Vean si no todo el conflicto reciente creado sobre los objetivos de déficit público en algunos países del área. Como sería el nuestro. De nuevo, para muchos la historia se repite. Pero ahora son los países periféricos como en el inicio de la crisis fueron los centrales los que incumpliendo el PEC. Poco hemos avanzado para avanzar en la convergencia fiscal. Algo más en la financiera, con el ECB como motor de integración. Veremos.

La semana que comienza se presenta repleta de referencias macro, especialmente en USA. Y que culminarán el viernes con los datos de empleo de mayo. Todo ello un buen punto de partida para valorar la conferencia de la Presidenta de la Fed el próximo lunes. Pero esto ya es mucho adelantar.
En Europa no esperamos gran cosa de la reunión del ECB, aunque siempre es interesante escuchar a su Presidente. Por cierto, no dudo que volverá a dejar abierta la posibilidad de más medidas monetarias. ¿Lo recuerdan? Todo lo que sea necesario. Y será suficiente. ¿Lo ven? la historia, el pasado, es una cuestión muy actual. Nuestro pasado.

Por cierto, festivo hoy en USA y en UK. Tiempo para pensar.

Las principales referencias para la semana son:

*       USA
   Mañana conoceremos los ingresos/gastos personales, el ISM de Chicago y el indicador de confianza de consumo. El miércoles tendremos el ISM manufacturero, los gastos de construcción y las ventas de autos. El jueves conoceremos las peticiones semanales de subsidio de desempleo. Y el viernes tendremos los datos de empleo, la balanza comercial y el ISM de servicios

*       Zona Euro
   Hoy tendremos los precios de importación en Alemania, el desglose del producto en Francia, los precios de consumo en España y también en Alemania. A nivel conjunto tendremos el indicador de confianza de la zona desde la Comisión. El martes tendremos las ventas al por menor en Alemania, precios de consumo en Francia, desempleo alemán. A nivel conjunto tendremos el desempleo, precios de consumo y la M3/Crédito. El miércoles conoceremos los PMIs manufactureros de la zona. El jueves tendremos el paro registrado en España y los precios de producción de la zona. El viernes tendremos los PMIs de servicios y ventas al por menor

*       Japón
   Hoy hemos conocidos las ventas al por menor. Y mañana tendremos los gastos de las familias, desempleo, producción industrial y viviendas iniciadas.


José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España