¡Barcelona es preciosa! Y lo tiene todo, playa y montaña. Pero, lo admito, el Barrio Gótico tiene algo especial que sólo valoras cuando lo recorres paseando. Aunque sea con hijos, especialmente el pequeño siempre dispuesto a obligarte a poner los pies en la realidad. Con todo, debo decirles que en estos días he confirmado algo que temía. La cuestión es clara: ¿estará perdiendo el ser humano su capacidad de hablar? Lo digo por los niños/niñas (y no tanto niños/niñas) que reunidos no hablan mientras teclean ansiosamente sus móviles? Me dice además mi hija que pueden estar comunicándose entre ellos a través del móvil, obviando de esta forma la comunicación verbal. Bueno, al menos se comunican. O eso creo.


Pero ahora lo que a todos nos interesa es lo que diga el pueblo griego a través de las urnas. Aunque, si quieren que les diga la verdad, lo realmente relevante será la respuesta del resto de los pueblos que conforman el Euro a través de sus representantes democráticos. El FMI ya se queda al margen, tras el impago de la deuda la semana pasada. Ahora le toca al ECB que, si no recibe el pago de los 3.5 bn. de deuda el 20 de julio podría cuestionar el mantenimiento de los más de 80 bn. actuales del ELA (aunque el riesgo total supera ampliamente esta cantidad). En principio, con el No por delante obtenido en el referéndum resulta ciertamente complicado alcanzar un acuerdo. Cualquier tipo de acuerdo. Sí, Grecia parece quedar en una situación similar al Limbo sin ayuda financiera exterior y sin poder financiarse pero dentro del Euro. Un EUR, por otro lado, que se resiste a depreciarse. Las últimas noticias de un descenso del turismo en Grecia no ayudan precisamente para tener esperanzas en una recuperación de la demanda exterior como potencial motor de crecimiento.

Y mientras hablamos de todo esto (nuestras autoridades, en términos del ECB, lo harán el lunes, y en el caso del Eurogrupo será el martes) nos esperan días de sobresaltos en los mercados. ¿Falta comunicación? Lamentablemente, ya no es cuestión de que sea verbal o a través de móvil. Comunicación existe, pero las posturas son demasiado distantes y las consecuencias de cualquier acuerdo demasiado relevantes como para alcanzarlo. Y Europa teme ante todo crear un precedente a futuro donde cualquier gobierno de cualquier país que surja de unas elecciones cuestione las decisiones anteriores, tanto nacionales como europeas. Sí, Grecia supone quizás una de las mayores crisis de la historia del EUR. Y no precisamente por Grecia en sí.

Inquietud europea que tampoco se ve favorecida por la economía internacional. En USA los últimos datos de empleo resultaron más débiles de lo esperado, en niveles de 223 m. empleos, apenas variación en salarios (2. % estable anual) y un descenso limitado de la tasa de desempleo. Descenso, de cualquier forma que la deja en el 5.3 %. ¿Y ahora qué? A esperar las conclusiones derivadas del último FOMC, cuyas Actas se publican precisamente esta semana. Ya saben que en aquel momento sorprendió tanto el recorte en las previsiones macro como el mensaje posterior de Yellen a través de dos adjetivos: definitivo y significativo a la hora de pedir mensajes claros desde el mercado de trabajo para iniciar la subida de tipos. ¿Lo son los datos conocidos el jueves pasado? Interesante cuestión, sin duda.

Por último, los inversores tendrán que enfrentarse en los próximos días a la publicación de las previsiones de resultados empresariales del Q2. Y por el momento, el ratio de preanuncios negativos sobre positivos se ha moderado hasta niveles de 4 desde el 4.5 del Q1 pero lejos del promedio reciente de 2.5. En definitiva, un mercado más predispuesto a las sorpresas positivas en los resultados que a las negativas? Aunque esto también ocurrió en el Q1 sin que con ello los inversores superaran la tentación de mantener posiciones en bolsa norteamericana (y si europea) al mismo tiempo que la reducían en deuda. ¿Rotación de carteras? Poco a poco, aunque es evidente que los inversores acumulan liquidez a la espera de oportunidades. Quizás las tengan a corto plazo, en función de la inestabilidad que esperamos durante el verano. Lo iremos viendo.

Las principales referencias para la semana (Grecia al margen) son:

* USA
Hoy tendremos el ISM de servicios. Mañana conoceremos la balanza comercial y los datos de crédito de consumo. El jueves tendremos el desempleo semanal. Y los datos de inventarios el viernes

* Zona EUR
Hoy tendremos los pedidos intermedios en Alemania. Y la producción industrial en España. El Sentix en el conjunto del área. El martes tendremos la producción industrial alemana, balanza comercial francesa. El miércoles conoceremos el sentimiento manufacturero elaborado por el Banco de Francia. El jueves conoceremos la balanza comercial alemana. El viernes tendremos la cifra de insolvencias en Alemania, la producción industrial y balanza de pagos en Francia. Y también la producción industrial en Italia

* Japón
Hoy hemos conocido el índice de confianza. El miércoles tendremos la balanza de pagos. Y el jueves los pedidos de maquinaria

José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España