Sí, perdimos. No pregunten.

Los datos de ventas al por menor de abril en USA fueron mucho mejor de lo esperado.
Los datos económicos (liquidez, ventas al por menor, producción industrial e inversión) en China también de abril resultaron peor de lo esperado.
¿Dónde estamos? No muy lejos de cómo nos veíamos a principios de año. Con la salvedad de que estamos ya en mayo.

Y es que la economía norteamericana y la economía china parecen intercambiar sus papeles de forma continua en los cuatro primeros meses del año, de desaceleración y recuperación, de recuperación y desaceleración, de forma que los inversores perciban que la recuperación mundial sigue adelante. Pero a un ritmo débil y titubeante. El escenario como ven no da para mucho más.

Esto pasa por alternar las llamadas de algunos miembros de la Fed a que siga el proceso de normalización monetaria cuando otros las matizan considerando tanto la falta de riesgos claros de inflación y ante un escenario internacional que sigue siendo complejo. Y la subida, inesperada subida en mi opinión, de los precios del crudo lo hace incluso más complicado. ¿Qué por qué suben los precios del crudo? Algunos afirmarán que por las mismas razones que lo han hecho los precios del oro. Me refiero a la especulación. Otros, considerarán que es una combinación de factores de oferta y en menor medida de demanda. Pero, sinceramente, ni unos ni otros son fácilmente detectables. Al final, nos quedamos con la sensación de que los precios de crudo suben porque han dejado de caer. Esto suele ocurrir en los activos financieros. Pero el precio del crudo no lo es. La conclusión al observar este comportamiento es la afirmación anterior: la subida del precio del crudo hace todo el escenario mucho más complicado.

Recapitulemos: la economía china vuelve a ofrecer indicios de moderación, la economía norteamericana todo lo contrario durante el Q2, el precio del crudo sube, el USD se mantiene, tipos de interés de la deuda bajos, bolsas ilíquidas en niveles relativamente bajos (los resultados empresariales no dan para más), volatilidades bajas.....¿qué les inspira un escenario de este tipo  salvo adelantar las vacaciones? El problema es que realmente nos falta más de un mes para iniciarlas. Y también algo más de un mes para el Referéndum británico que tanto debate genera en Europa y hasta en las elecciones norteamericanas. Vean si no como un Presidente USA se decanta claramente a favor de un voto negativo para la salida de UK de la EU, cuando un candidato a Presidente por el contrario ve más simpatías en el Brexit. Uno dice que habrá consecuencias (negativas) comerciales si finalmente se materializa la salida, cuando otro no valora que esto se vaya a producir. Al final, en un mundo global todo es importante. Algo de esto se nos dirá también probablemente en la reunión del G7 de esta misma semana en Japón. Aunque el Gobierno japonés quizás esté más inclinado a considerar cómo convencer a sus colegas de la necesidad de intervenir en el mercado de divisas si es necesario. Pero, ¿lo es?.

Relacionado precisamente con esto último he leído ayer mismo un interesante artículo sobre los problemas de WalMart. Un fuerte descenso de beneficios y ventas explicado por la empresa en la subida del USD y la debilidad de los mercados internacionales. ¿La solución? Reducir gastos, cerrando tiendas y abriendo el negocio online, al mismo tiempo que esperar que el negocio internacional se recupere. O al menos que la caída del USD les vuelva a beneficiar. La Guerra de divisas no existe, es cierto; pero, es difícil no pensar en ello cuando muchos países ven en la volatilidad de las divisas un problema serio para la economía.

Las principales referencias macro para la semana son:

*       USA
      Hoy tendremos el dato de inflación, producción industrial y los datos de viviendas iniciadas/permisos de construcción. El jueves conoceremos el desempleo semanal, la encuesta manufacturera de Philadelphia y el índice de indicadores. El viernes se publicará el dato de venta de viviendas de segunda mano

*       Zona Euro
      Hoy tendremos la balanza comercial de la zona. Y el mismo dato en Italia. Mañana miércoles tendremos la inflación del área. El jueves conoceremos el desempleo en Francia. A nivel agregado la balanza de pagos y el gasto en construcción. Por último, el viernes tendremos los precios de producción en Alemania, balanza comercial en España. Y la balanza corriente en Italia

*       Japón
      Mañana tendremos la primera estimación del PIB durante el Q1. Y el jueves se publicará el dato de pedidos de bienes de equipo

José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España