Cuatro golazos nos metieron. Sí, cuatro. Entre el mutismo de los padres (algunos abuelos incluidos)  y la rabia del entrenador, de más a menos durante el partido. ¿Mi caso? Yo vengo aprendido de casa. Y del año pasado, donde llegamos a encajar en algún partido más de una decena. Además, con mi Jorge de portero que duele más. Ahora, de delanterolateraldefensa todo es más llevadero.
No, nosotros no metimos ningún gol. Pero, lo intentamos que conste. Y es que, siempre hay que intentarlo y no caer en el desánimo. Así es el deporte. Y debe ser una norma en la vida diaria. También en los mercados. Se trata de tomar una decisión, ponderando los pros y los contras. Y, una vez tomada, hacer un seguimiento actualizando la información y gestionando el riesgo asumido. Sí, hay que seguir luchando para obtener un mayor número de rentabilidades positivas que negativas. La parálisis no lleva a nada.

Pero, intentarlo (meter un gol...alcanzar la meta) también debe ser un objetivo de nuestra clase política. Hasta el último minuto. Aunque, en ocasiones, casi lo mejor es no perder más tiempo si un acuerdo es inviable. O demasiado precario e inestable. Dicen que el tiempo es oro: a nivel económico especialmente, en menor medida también a nivel financiero, la pérdida de tiempo en el terreno político comienza a ser un  tema inquietante. Esto es lo que nos decía el Banco de España en su último Informe Económico. Y no es un juego. Con todo, la conjunción de inercia económica y buenas condiciones financiera sin duda ayudan a corto plazo a matizar el riesgo de una prolongada parálisis política. Pero, no confundamos matizar con contrarrestar sus efectos negativos en las perspectivas a plazo de los agentes económicos.

De la posible pérdida de tiempo en el terreno político al paso del tiempo que vivimos en los mercados. En definitiva, los inversores han asumido que por el momento habrá pocas novedades para sacarnos del comportamiento lateral en que estamos inmersos. Aunque, por otro lado, ya saben que lo que debemos temer no es tanto los riesgos conocidos como aquellos que ni se plantean. Temas como la situación de Grecia y Portugal, este último bajo la amenaza de downgrade por DBRS que le dejaría fuera del ámbito de compras del ECB; los resultados empresariales del Q1; que vuelvan las discrepancias entre los bancos centrales. Estos son nuestros potenciales cisnes negros para este mes de abril que hemos iniciado. De esta forma, casi lo mejor es que sigamos dejando pasar el tiempo mientras los cisnes blancos aparecen. Y me refiero a la confirmación de la mejora económica, racionalidad política y coordinación económica/financiera de nuestras autoridades internacionales. Veremos.

Tras la semana pasada en negativo (en Europa...en USA y emergentes mucho mejor), arrancamos la actual con muchas comparecencias de consejeros de bancos centrales. Y entre todos de nuevo tendremos a Yellen y a Draghi. Veremos si en esta ocasión son capaces de sacarnos del comportamiento lateral. Por lo demás, también será muy relevante la publicación de las Actas del último FOMC. Y datos económicos como los pedidos de bienes duraderos, ISM de servicios y otras encuestas de confianza a nivel mundial. Todo lo que sea necesario para que tengamos algo más de visibilidad hacia el futuro, en  busca del éxito en nuestra  búsqueda de rentabilidad. ¿O prefieren verlo como el objetivo final de gestionar de forma adecuada el riesgo? Sea lo que sea, no hay que tirar la toalla para lograrlo. Pese a que estemos ya un tanto saturados por tanta ambigüedad e indefinición; por tanta confusión y riesgos.

Las principales referencias en la semana son:

*       USA
      Hoy tendremos la revisión de los datos de pedidos de bienes duraderos. Mañana conoceremos los datos de la balanza comercial. Y el ISM de servicios. El miércoles conoceremos las Actas del último FOMC. El jueves tendremos el desempleo semanal y crédito de consumo. El viernes se publican los datos de inventarios.

*       Zona Euro
      Comenzamos hoy con los datos de paro registrado en España. En el conjunto de la zona tendremos el Sentix, el desempleo y los precios de producción. El martes tendremos los pedidos intermedios y PMI en Alemania. En el conjunto de la zona también los PMI y ventas al por menor. El miércoles conoceremos la producción industrial alemana. El jueves tendremos la balanza de pagos en Francia y la balanza comercial.  En España la producción industrial. Por último, el viernes tendremos la balanza comercial en Alemania, el indicador de sentimiento económico en Francia y el presupuesto.

*       Japón
      El miércoles tendremos el índice de actividad económica. El jueves tendremos la balanza de pagos


José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España