Vuelta al trabajo. Y admito que no muy feliz, aunque no por las razones que están pensando. ¡Claro que de vacaciones se está mejor! Pero, al menos en mi caso, desconectar es complicado. De esta forma he estado informado de lo que acontece en el Mundo más allá de las vivencias de un pequeño, pero muy bonito, pueblo en Salamanca (San Felices de los Gallegos....se lo recomiendo). La geopolítica ya se ha convertido en un riesgo tangible que impacta de forma negativa a las expectativas de las empresas, especialmente a las del centro de Europa. Pero, lo que también es cierto, es que ya no hablamos de un único centro de riesgo geopolítico: Europa, África, Latan y especialmente Asia. Realmente no se puede decir que no nos hayamos acostumbrado a vivir con tensiones sociales/políticas/militares más allá de nuestras fronteras. Pero las imágenes que nos traen los medios hacen casi imposible obviarlo.

¿Sólo la geopolítica? Los datos macro han empeorado a nivel general en las últimas semanas. Y como en el caso de los riesgos internacionales, también en este caso el aparente deterioro económico es generalizado (o mejor podríamos decir que la mejora económica esperada no se está materializando). En China los datos de crédito, en la zona EUR el estancamiento económicos en el Q2, la vuelta a números negativos para la evolución del PIB en Japón y luego está la economía norteamericana. ¿Qué las cifras del Q2 no fueron malas? En absoluto. Además, los datos de empleo de julio también dejaron un buen sabor de boca. Pero, los primeros datos del Q3 ya no son tan positivos. Y el entorno internacional, como decía antes, no ayuda precisamente a augurar una mejora a muy corto plazo. ¿Qué resta? Esperar que la Fed sea magnánima.

Aquí está el tercer elemento que nos faltaba para entender el comportamiento reciente de los mercados, desde su caída inicial para su recuperación posterior. Ya se hacen cábalas sobre la compra de deuda por el ECB, se aplazan las apuestas para el inicio de la normalización de tipos por la Fed y se inicia la cuenta atrás para más medidas expansivas desde el BOJ. ¿Resultado? Volvemos a la estrategia de comprar con datos económicos negativos. ¿Poco racional? ¿y quién ha dicho que el comportamiento de los mercados en los últimos años lo sea?. También nos hemos acostumbrado a esto. Por cierto, hoy he conocido una cifra un tanto desconcertante: en Japón el 31 % de las familias no tienen activos financieros. ¿Viven al día? Y hablamos de Japón. Su presente. Para muchos, nuestro futuro.

Pero los mercados financieros tienen su propia dinámica. Diferente a la que de la economía real. De esta forma ya leemos que el primer semestre de este año ha sido un máximo de la historia reciente en colocaciones en bolsa con más de 80 bn (588 compañías a nivel mundial, más de 60 % de subida anual) o que las operaciones corporativas hayan sumado en el mismo periodo más de 1.4 tr..$. ¿Lo ven? el dinero llama a dinero. Y lo cierto es que el dinero barato es ahora un factor determinante para mantener el dinamismo de los mercados financieros. ¿Qué esto no es suficiente para resolver los problemas estructurales de los que hablaba al principio? Es cierto. Y poco más puedo decir sobre este tema. Mejor, les dejo una reseña de un ex Premio Nobel: "...quizás llegará el momento de hablar sobre el posible ajuste de la deuda europea". ¿Qué no lo ven? pues entonces lean en la prensa artículos que hablan de las semejanzas entre Italia y el Japón de los últimos 20 años. O también relean las teorías sobre el Estancamiento secular o simplemente Estancamiento. Y curiosamente, en muchos casos centradas en la economía norteamericana en la que muchos aún confiamos como motor de la recuperación económica mundial. Veamos hasta qué punto la propia Yellen también lo cree en su comparecencia el miércoles en Jackson Hole. Por cierto, hablando de empleo. Le seguirá en el discurso el Presidente del ECB.

Aunque, como también dice un periodista en un artículo ayer mismo, quizás no sea tanto estancamiento secular como estancamiento estacional. Y es que el verano es propicio para los sustos que luego la vuelta al trabajo relativiza. Quizás esto vuelva a ocurrir cuando superemos este mes de agosto que tanta inquietud nos ha traído. Con todo, pase lo que pase, yo se lo iré contando. Si me dejan.

Las principales referencias durante la semana son:

*       USA
      Hoy tendremos el indicador de vivienda. Mañana conoceremos el IPC y los datos de viviendas iniciadas y permisos de construcción. El jueves conoceremos los datos de desempleo semanal, el índice de indicadores, ventas de viviendas usadas y la encuesta ISM de Philadelphia.

*       Zona Euro
      Hoy tendremos la balanza comercial de España y de la zona EUR. Mañana se publica la balanza de pagos del área y de Italia. El miércoles tendremos los precios industriales en Alemania, los pedidos de construcción de la zona. El jueves conoceremos los PMI de agosto y la confianza de consumo.

*       Japón
      El miércoles también la balanza comercial . Y el indicador de actividad económica.



José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España