Moodys rebaja las previsiones de crecimiento del PIB italiano de +0,5% a -0,1%. No suelen gustar a las bolsas este tipo de noticias sobre Italia.