Las ventas minoristas de Estados Unidos en marzo mejoran 0,9%, muy ligeramente peor de lo esperado que era un incremento del 1%, pero compensa de sobra el descenso de -0,5% tuvo en febrero.

Si quitamos los automóviles, tenemos que las ventas minoristas mejoran +0,4%, peor de lo esperado que era un incremento de 0,6% y también compensa el quedar plano el mes anterior.

Las ventas minoristas sin gasolina suben +1% y también compensan el descenso de -0,7% del mes pasado. Precisamente, la venta de gasolina bajó -0,6% cuando en febrero tuvo un disparo del +2,3%.

Pasando ya a automoción, tanto los coches como los componentes se han disparado +2,7% cuando en febrero tuvieron un descenso de -2,1%.

Como saben, estamos muy pendientes de que la apreciación del dólar vaya favoreciendo poco a poco el paso del poderío económico de las exportaciones a las importaciones gracias al resurgir de la economía interior, y para eso las ventas minoristas deben estar fuertes. Sin embargo, cuanto mejor esté la economía interior, más cerca nos pondremos de una subida de los tipos de interés.

En general, las ventas mejoran pero no tanto como se esperaba, sobre todo sin coches, así que lo dejamos en que es un dato ligeramente positivo para el mercado, ligeramente negativo para los bonos, y ligeramente positivo para el dólar, pero se necesitaría mucha más fortaleza.