Suben 0,6% cuando se esperaba una subida de 0,5%. Mientras que las del mes anterior, junio, se revisan claramente al alza, de -0,3% a sin cambios.

Si quitamos coches que es lo que más miran los operadores queda en +0,4% que era lo esperado, pero ojo a la revisión al alza del mes de junio que pasa de -0,1% a +0,4%.

Dato que sobre todo por las revisiones del mes anterior, vuelve a aumentar las posibilidades de subidas de tipos, en un país donde el gasto del consumidor es el 70% del PIB.

Bueno para dólar, y malo para bolsas y bonos