Precios de producción de julio bajan 0,4% cuando se esperaba +0,1%.

PPI subyacente baja 0,3% cuando se esperaba +0,2%.

Interanual baja 0,2% cuando se esperaba +0,2%. La subyacente bajísima en +0,7% cuando se esperaba +1,2%.

Se desploman las tensiones inflacionistas al menos en lo que respecta a los precios de producción de las compañías.

Muy bueno para bonos, muy malo para dólar, bueno para bolsas.