El dato de servicios final de abr de PMI queda en 57,4, ligeramente peor que la estimación que fue de 57,8 y desciende desde el final de marzo en 59,2.

El índice de empleo sube ligeramente a 55 desde el 54 de marzo, pero es ligeramente menor que la estimación en 55,4.

Como ya supimos el de manufacturas, el dato final compuesto de abril es 57, más bajo que el 59,2 de marzo y también más bajo que la estimación en 57,4.

El dato compuesto de empleo sube a 54,8 desde el 54 de marzo pero es más bajo que el 55,1 de la estimación.

Resumiendo, el de servicios de empleo y el compuesto de empleo son los más altos desde junio en términos de datos finales.

Bueno, más o menos tenemos lo que se podía esperar, un descenso desde meses anteriores, lo que nos da un ligero punto negativo sabiendo que el primer trimestre del año ha tenido poco crecimiento, y los datos de ahora son más bajos que el mes anterior.

Vuelve la dualidad a las interpretaciones, porque quita presión para subir los tipos, algo que es malo para el dólar y bueno para la bolsa, pero nadie quiere ver datos de debilidad económica, así que en el conjunto podemos dejarlo como ligeramente positivo para el mercado, ligeramente negativo para los bonos y ligeramente negativo para el dólar.