Si damos un vistazo al gráfico del PMI compuesto junto con el crecimiento del PIB anualizado, podemos ver que tiene buena correlación y que un descenso notable acaba pasando factura al PIB.

Ahora estamos en un rebote desde el mínimo del 2016 y el PIB nos sigue de cerca, así que es necesarios seguir viendo mejoras para mantener el momento:

 
source: tradingeconomics.com