Este año nos ha dado menos sustos que el año pasado, pero no es positivo que en plena recuperación el sector de manufacturas pique demasiadas veces en la contracción. El repunte ha mejorado la percepción y quizá encontremos estabilidad.

Vean en la línea de puntos el USD Indces y cómo los problemas en el PMI de Chicago se acentúan cada vez que repunta: