Las peticiones bajan de 258.000 a 234.000, muy por debajo de las 259.000 esperadas. 

La media de 4 semanas baja de 254.500 a 250.000. 

El total de perceptores baja de 2,052 millones a 2,028 millones, claramente mejor de los 2,040 millones esperados. 

Dato muy bueno en todas sus líneas, niveles de paro no vistos desde los años setenta, sigue en la misma línea del ADP de ayer, mostrando que el dato de empleo de mañana podría ser muy fuerte. 

Malo para bonos, y bueno para dólar y bolsas.