Peticiones de paro semanales en la semana del 9 de agosto suben de 290.000 a 311.000 cuando se esperaban 295.000.

 

La media de 4 semanas sube de 293.750 a 295.750.

 

El total de perceptores pasa de 2,519 millones a 2.544 millones peor de lo esperado que eran 2,5 millones.

 

Dato malo para la economía, bueno para los bonos y malo para el dólar. ¿Y para las bolsas yonquis del dinero de la FED? Pues vaya usted a saber siguiendo la lógica de ayer es bueno, aunque sea malo para la economía, porque así “suben más tarde los tipos de interés”.