Peticiones de subsidio de paro semanal de la semana del 30 de julio suben de 266.000 a 269.000, peor de lo esperado que era 265.000.

La media de 4 semanas sube de 256.500 a 260.250.

El total de perceptores baja de 2,144 millones a 2,138 millones, más alto de lo esperado que era de 2,13 millones.

Es el nivel más alto de peticiones desde la semana final de junio.

Dato peor de lo esperado, moderadamente malo para dólar, al revés para bonos, y no creo que las bolsas hagan demasiado caso.