La construcción de viviendas en el mes de marzo sube +2.8% hasta una tasa anualizada de 946,000, peor de lo esperado que era un crecimiento de 973,000 pero superior a las del mes pasado que fueron 920,000.
La mala noticia viene en los permisos de construcción ya que tiene un descenso de -2.4% desde el incremento del +7.3% del mes anterior. En términos anualizados sube a 990,000, peor de lo esperado que era 1,008,000 desde las 1,014,000 del mes anterior.

Por tipos de vivienda, las unifamiliares suben +6% en la construcción con unos permisos de construcción de +0.5%.
Multifamiliares tienen un descenso la construcción de -3.1% y los permisos de construcción también desciende -6.4%.
Una bajada de los permisos de construcción, considerado como el indicador adelantado de la construcción de viviendas, junto con un aumento de la construcción peor de lo esperado no es un buen dato, por lo que es malo para el mercado, bueno para los bonos y malo para el dólar.