Se considera que es el indicador adelantado de la construcción de viviendas. En el gráfico adjunto pueden ver la comparación con los tipos de interés. Se ve que se aceleraron las cosas cada vez que se hablaba de subir tipos, para de esta manera adelantarse a los problemas. Una vez se produjo la subida en diciembre de 2015, parece que nos hemos estabilizado: