Pending Home Index, es decir indicador de ventas de viviendas aún no escrituradas, sube 6,1% en mayo, es decir la mayor ganancia desde abril de 2010, y muy por encima del +1,5% esperado.

 

Muy bueno para bolsas y dólar y malo para bonos.