Peticiones de desempleo semanales de la semana del 13 julio bajan hasta las 284,000, mucho mejor de lo esperado que era un aumento a 308,000 desde las 303,000 anteriores.

La media de cuatro semanas desciende hasta las 302,000 desde las 309,250 de la semana pasada.

El total de perceptores desciende ligeramente hasta los 2.5 millones de personas desde los 2.51, mejor de lo esperado que era un mantenimiento de la cifra.

Muy buen resultado y nos colocamos muy por debajo del soporte de los 300,000, una cifra que es la más baja desde febrero de 2006 nada menos. En resumidas cuentas, es una muy buena noticia para la economía, muy buena noticia para el mercado, mala para los bonos y muy buena para el dólar, dando una razón más para que la Reserva Federal suba tipos y eso puede hacer dudar a alguno.