Las peticiones de desempleo semanales de EE.UU. de la semana que termina el 11 de abril suben a 294.000, más de lo esperado que era mantenerse más o menos planas en el entorno de los 280.000, desde los previos 281.000.

La media de cuatro semanas también aumenta hasta 282.750 desde los 282.500.

El total de perceptores baja a 2.268 millones de personas desde los 2.308 anteriores.

Por muy poco, pero seguimos por debajo de los 300.000, así que no hay peligro de sorpresas fuertes pora ahora, aunque el último dato de creación de empleo de marzo no fue satisfactorio. 

El titular es negativo y es malo para la economía en el corto plazo y empezamos otra vez a liar la interpretación, porque es un nuevo mal dato de la economía de Estados Unidos, rebaja la perspectiva de subida de tipos, aumenta al euro y eso puede sentar mal a Europa.

En términos generales, sigue relajando la perspectiva de subidas de tipos un poco, así que es ligeramente positivo para el mercado, ligeramente negativo para los bonos y ligeramente negativo para el dólar.