Veamos las peticiones de paro semanal cómo han aumentado la volatilidad desde la subida de tipo a finales de 2015. Mientras estemos por debajo de los 300.000 está más o menos controlado, pero el mercado se pondrá nervioso si pisamos por encima: