IPC de EEUU de enero +0,6%,  para ser exactos +0,5506%, cuando se esperaba tan solo +0,3%. Lo cual lo lleva a una interanual del +2,5% anual cuando se esperaba +2,4% y claramente por encima de objetivos de la FED.

Hasta ahora la excusa era que esto sucedía por el petróleo, pero es que si nos vamos a la subyacente sube +0,3%, para ser exactos +0,3080%, cuando se esperaba +0,2%. La interanual se va a 2,3% cuando se esperaba +2,1%. Ya no hay excusa con el petróleo.

La inflación se le desmanda a la FED, muy alcista para los tipos de interés, muy bueno para el dólar, muy malo para los bonos, y malo para las bolsas por mucho que no hagan caso, fascinadas por los juegos de prestidigitación de Trump.