ISM de servicios en abril sube a 57,8 desde el 56,5 de marzo, mejor de lo esperado que era un ligero descenso a 56,2, siendo el más alto desde noviembre.
 
El índice de precios pagados baja a 50,1 desde el 52,4 anterior.
 
El índice de empleo sube a 56,7 desde el 56,6 anterior y es el más alto desde octubre.
 
El índice de nuevos pedidos sube a 59,2 desde el 57,8 de marzo.
 
El índice de actividad de negocios se dispara a 61,6 desde el 57,5 de marzo, bastante mejor de lo esperado que era una ligera subida a 57,9.
 
Y ahora tenemos un dato contrario a lo que hemos tenido antes, es bueno y muy bueno en algunos aspectos, por lo que la presión sobre el dólar va a ser alcista, rebajando el momento alcista que ha tenido el euro dólar ahora.
 
La economía por parte de los servicios va bien, apoya subida de tipos y esos bueno para el dólar, malo para el euro.
 
Volvemos a la dualidad de las interpretaciones, favorece la subida de tipos y eso es malo para el mercado, pero es bueno para la economía. Por lo tanto, lo dejamos en ligeramente negativo para el mercado, ligeramente positivo para los bonos y ligeramente positivo para el dólar. Desde punto de vista europeo, es positivo porque ayuda contrarrestar la fortaleza del euro…. Pero como estamos esperando el dato de empleo del viernes, como nos metamos en descensos, ni datos macro ni nada…