ISM de servicios, y hay que recordar que hablamos del 80% de la economía, sube de 55,2 a 55,8 y queda mucho mejor de lo esperado que era 57,5. 

Indicador de actividad de negocios sube de 58,9 a 62,4 cuando se esperaba 58,4. 

Precios pagados sube de 53,5 a 57,6 

Nuevos pedidos sube de 58,9 a 63,2. Es la mejor cifra ¡desde el año 2005!

Sin embargo dato de empleo baja de 51,6 a 51,5 y es el peor desde agosto. Una contradicción dentro de estas cifras tan explosivas, el empleo flojo. 

A pesar de que el subdato de empleo deja algo mosca, en general dato muy bueno, que es claramente alcista para el dólar, bueno para las bolsas, y realmente malo para bonos.