ISM de manufacturas sube de 51,3 a 52,3 cuando se esperaba 51,4.
 
Precios pagados bajan de 63,5 a 60,5 cuando se esperaba 63,5
 
Nuevos pedidos suben de 55,7 a 57.
 
Empleo sube de 49,2 a 50,4 mucho mejor de lo esperado que era 49. Un buen dato este.
 
Indicador de actividad es el más alto desde febrero de 2015, el de empleo el mejor desde noviembre de 2015, y por encima de 50 de nuevo.
 
Muy buen dato, bueno para bolsas y dólar y malo para bonos. Vuelve a subir las posibilidades de alzas de tipos.