ISM de manufacturas del mes de marzo sube de 49,5 a 51,8 cuando se esperaba 50,7. De nuevo por encima de la zona de expansión 50, y como vemos mucho mejor de lo esperado.
 
Precios pagados suben de 38,5 a 51,5 cuando se esperaba 42, ojo con esta partida por el tema de las expectativas de inflación de la FED
 
Nuevos pedidos suben de 51,5 a 58,3.
 
Empleo da la nota negativa bajando de 48,5 a 48,1 cuando se esperaba 49,5.
 
Es la primera vez que se da crecimiento del dato general desde agosto del 2015, y es la primera vez que precios pagados está por encima de 50 desde octubre de 2014.
 
Nuevos pedidos nivel más alto desde noviembre de 2014.
 
Realmente muy bueno, aunque algo rebajado por la mala partida de empleo, pero aun así, bueno para dólar, malo para bonos, y dudoso para bolsas. Si les da por interpretar lo que es bueno para la economía subirán, pero por otro lado está claro que un dato así sube claramente las posibilidades de alza de tipos.