ISM de manufacturas baja de 57,7 a 57,2 pero aún así queda mejor de lo esperado que era 57. 

Precios pagados sube de 68 a 70,5 cuando se esperaba 66. 

Nuevos pedidos baja de 65,1 a 64,5. 

Indicador de empleo sube de 54,2 a 58,9 cuando se esperaba 54,7. Ojo porque es el mejor nivel de empleo desde junio de 2011. 

Dato mejor de lo esperado y con fortísima partida de empleo, bueno para dólar y bolsas y malo para bonos.