Sube de 51,5 a 52,8 cuando se esperaba 52, por loo tanto mejor de lo esperado.

Precios pagados suben de 40,5 a 49,5 cuando se esperaba 42,5.

Nuevos pedidos suben de 53,5 a 55,8.

Indicador de empleo sube de 48,3 a 51,7 cuando se esperaba 49,2.

Indicador general al menor nivel desde febrero de este año, el de empleo al mayor nivel desde enero, el de nuevos pedidos al mayor nivel desde diciembre, el de precios desde octubre.

Dato bueno para el dólar, malo para los bonos y difícil de saber para las bolsas, desde luego aumenta posibilidades de subidas de tipos, aunque es bueno para la economía.