Baja de 53,5 en enero a 52,9, algo peor de lo esperado que era 53,2.

Precios pagados estable en 35, cuando se esperaba 36.

Nuevos pedidos bajan de 52,9 a 52,5.

Indicador de empleo baja de 54,1 a 51,4 ojo con este dato, cuando se esperaba 54.

Peor dato general desde enero de 2014, peor de nuevos pedidos desde mayo de 2013 y peor de empleo desde junio de 2013.

Mal dato, malo para bolsas y dólar y bueno para bonos.