ISM de manufacturas de marzo baja a 51,5 desde el 52,9 de febrero y mucho peor de lo esperado que era un ligero descenso a 52,5. Es el nivel más bajo desde mayo de 2013.

El índice de nuevos pedidos es el más bajo desde mayo de 2013 y cae a 51,8 desde el 52,5 anterior.

El índice de precios pagados es el más alto desde noviembre del año pasado y sube a 39 desde el 35 anterior.

El índice de empleo cae hasta justo 50, la línea que diferencia la expansión de la contracción y cae desde 51,4.

Mucho cuidado porque la situación empieza a ser seria con ese indicador de empleo que está al borde de la contracción y ya hemos visto la cifra peor de lo esperado del ADP y los dos PMI de Chicago en contracción de forma consecutiva.

Muy mal dato para el mercado, buen dato para los bonos y mal dato para el dólar, aunque el otro lado de la moneda es que es positivo para ver todavía lejos las subidas de tipos.