IPC de EEUU sube 0,4%, la mayor subida desde febrero de 2013 cuando se esperaba subida de 0,2%. La subyacente sube 0,3%, la mayor subida desde agosto de 2011, cuando se esperaba una subida de 0,2%.

 

Interanual del IPC sube 2,1% la mayor subida desde octubre de 2012, y cuando se esperaba +2%  y la subyacente sube 2% cuando se esperaba +1,9%.

 

Cuidado con estos datos, es una inflación claramente en ascenso, más de lo que se escribía con posible tendencia a pasar del 2% y que puede poner nerviosa a la FED y acelerar subidas de tipos o al menos el final del mundo Disney monetario.

 

Mal dato para bolsas y bonos y bueno para dólar.