Gastos personales suben 0,4% en el mes de mayo cuando se espera exactamente eso.
 
Los ingresos suben 0,2% cuando se esperaba +0,3%.
 
El indicador Core PCE que es el verdadero indicador de inflación que usa el BCE, por encima del propio IPC sube 0,2% que era lo esperado, en interanual sube 0,9% el general y el core el 1,6%, con lo cual sigue sin haber demasiadas presiones inflacionistas que digamos.
 
Dato muy en línea con lo esperado que no va a mover mercado.