PPI de enero en EEUU suben 0,6% cuando se esperaba +0,3%.

Si quitamos los volátiles precios de alimentación y de energía, es decir miramos el PPI subyacente tenemos +0,4%, también por encima de lo esperado que era +0,2%, así que esta vez no se le puede echar la culpa al petróleo.

En interanual tenemos subida de +1,6% cuando se esperaba +1,5% y en subyacente +1,2% cuando se esperaba +1,1%

Dato bueno para el dólar, y malo para bolsas y bonos.