Queda estable en 51,5 cuando se esperaba 52. Es decir como el mes pasado, permanece en el nivel más débil desde mayo de 2013.

El indicador de precios pagados sube de 39 a 40,5.

Indicador de nuevos pedidos sube de 51,8 a 53,5.

Indicador de empleo ojo porque baja de 50 a 49,3 por debajo de la línea de contracción y cuando se esperaba 52. Una sorpresa muy negativa esta, y que no cuadra con la presunta mejoría laboral tras la famosa nieve.

Este es el peor indicador de empleo desde 2009, y nunca había estado por debajo de 50 desde mayo de 2013. Desde luego que manufacturas solo aporta el 20% del empleo nacional, pero es un claro aviso para navegantes y miembros de la FED esperando subidas rápidas de tipos.

Mal dato, especialmente por la partida de empleo, malo para dólar, bueno para bonos, y bolsas seguramente se lo tomarán algo bien por aquello de "mejor porque así no suben los tipos".

Aquí tienen el gráfico de la partida de empleo





Fuente: Jamie McGeever