El ADP de mayo muestra una creación de empleo de 179.000, mucho peor de lo espperado que era 210.000 desde los 215.000 del mes pasado.

No suele tener mucho acierto, pero el mercado lo mira mucho y siempre es mejor tenerlo a favor que en contra. Recordemos que el ISM de manufacturas (el corregido) tenía un descenso del indicador de empleo notable y que nos dejó algo cerca de la contracción.

En resumidas cuentas, mal dato para el mercado, bueno para los bonos y malo para el Dólar. Debilidad en estos datos no es lo que necesitamos tras el -1% del PIB en el Q1. 
 Se revisa el dato de abril a 215.000 desde los 220.000 anteriores.