El indicador de negocios de la reserva federal de Filadelfia de abril mejora hasta 7,5, mejor de lo esperado que era subir a seis desde el cinco anterior.

El índice de empleo mejora hasta 11,5 desde el 3,5 anterior. Es el más alto desde noviembre

El indicador de condiciones a seis meses mejora a 35,5 desde el 32 anterior.

El índice de precios pagados desciende a -7,5 desde el -3 anterior. Es el más bajo desde junio de 2009.

El índice de nuevos pedidos se desploma a 0,7 desde el 3,9 anterior. Es el más bajo desde mayor de 2013

El índice de gasto de capital a seis meses baja a 15,8 desde el 16,4 anterior.

Para variar, este dato sale mejor de lo esperado y llevar la contraria a otros del mismo tipo, aunque de todo lo que hay en el dato, lo que más preocupa es ese indicador de futuro que es el de nuevos pedidos que se ha desplomado, por lo tanto, es un buen dato de corto plazo, pero preocupante para el largo, así que no debería ser demasiado peligroso para el mercado porque tiene un punto o que también apoya el resto de datos macro malos. Mirándolo todo desde un punto de vista de los tipos de interés, es ligeramente positivo para el mercado, ligeramente negativo para los bonos y ligeramente negativo para el dólar.