El dato es ligeramente negativo para el mercado, ligeramente negativo para el dólar y ligeramente positivo para los bonos por que los nuevos pedidos de manufacturas están a mínimos de unos cuantos años, y eso no es bueno sabiendo que Donald Trump hizo especial hincapié en la mejora de este sector dentro de Estados Unidos.

- Índice de directores de compra de Estados Unidos del sector servicios en su lectura preliminar del mes de Mayo mejora a 53,1 a 54, mejor de lo esperado que era quedar estable.

En el sector de manufacturas tenemos un pequeño disgusto pues pasamos de 52,8 a 52,5, peor de lo esperado que era subir a 53.

El problema lo tenemos en el de manufacturas, porque el de nuevos pedidos baja a 53,4 desde 53,6 y es el nivel más bajo desde septiembre de 2016.

Recordemos que las manufacturas dentro de Estados Unidos eran uno de los puntos fuertes de Donald Trump en las elecciones.

Sin embargo, en el sector servicios, los nuevos pedidos mejora de 52,7 a 54,5, el más alto desde enero.

Los datos siguen estando en zona de expansión, pero el de manufacturas sigue presentando problemas, uno de los puntos fuertes de las campañas electorales de Donald Trump dentro de Estados Unidos, con lo que ver que los nuevos pedidos marcan mínimos de unos cuantos años, es algo realmente negativo.