Lectura preliminar del último trimestre de 2015 del producto interior bruto de Estados Unidos queda en un incremento del 1%, mucho mejor de lo esperado que era una subida del 0,4% y también más que la lectura anterior del 0,7%.
 
El gasto del consumidor sube el 2%, ligeramente más bajo que el 2,2% de la lectura anterior, la inversión en bienes duraderos sube 3,4%, también bajando desde la lectura anterior del 4,3%, la inversión de los negocios desciende -1,9%, empeorando un poco desde la lectura del -1,8%, la inversión en equipamiento también cae -1,8%, pero mejorando desde la lectura anterior del -2,5%, la propiedad intelectual y el software reduce su mejoría al 1,3% desde el 1,6% de la lectura anterior. La inversión en hogares aumenta el 8%, reduciéndose ligeramente desde el 8,1% de la lectura anterior y la inversión de negocios en infraestructuras desacelera un poco más reduciéndose al -6,6% desde el -5,3% anterior.
 
El detractor aumenta al 1%, más de lo esperado que era un incremento del 0,8%.
 
Las exportaciones caen al -2,7%, acelerándose desde la lectura anterior del -2,5%, y las importaciones caen al -0,6%, mucho peor que la lectura anterior que fue un incremento del 1,1%.
 
El cambio los inventarios suben a 81.700 millones de dólares desde el previo de 68.600, por lo que resta 0,14 puntos porcentuales al cambio del PIB.
 
Es un dato muy bueno para la economía porque es superior a la lectura anterior, lo que da fortaleza a la idea de que Estados Unidos puede aguantar bien esa desaceleración económica mundial, pero por otro lado tenemos que apoya a la idea de que la Reserva Federal todavía puede haber un caso de subida de tipos de interés.
 
Dado que en las vísperas de la reunión del G20 lo único que hacemos es ver advertencias acerca de los problemas que afronta la economía mundial, el dato puede tomarse de forma positiva, ya que cuanto más lanzada este la economía de Estados Unidos hacia esos problemas, mejor puede aguantar.
 
Es un dato positivo para el mercado, negativo para los bonos y positivo para el dólar.