- Pedidos de bienes duraderos de Estados Unidos del mes de abril nos deja una variación negativa de -0,7%, menos malo de lo esperado que era bajar -1,2% y recortando desde el incremento del 2,3% del mes de marzo que se ha revisado al alza desde el 1,7% anterior.

Si quitamos los transportes, porque pocas unidades pueden modificar mucho la cifra general, tenemos un descenso de -0,4% cuando se esperaba un incremento del 0,5%, eliminando la mitad del 0,8% de crecimiento del mes anterior.

Paso atrás importante en ambas cifras, donde la que duele más es la de sin transportes por salir al contrario.

Necesitamos que estas cifras crezcan para pensar que se apuesta por crecimiento y proyectos de largo plazo, así que el dato tiene un sabor negativo para el mercado aunque no tanto como podría serlo. Es ligeramente negativo para el mercado, ligeramente positivo para los bonos y negativo para el dólar.