- Pedidos de bienes duraderos de Estados Unidos de enero mejora en +4,9%, mucho mejor de lo esperado que era un incremento del +2,5% desde el descenso del -4,6% del mes anterior, que se ha revisado a mejor pues la lectura previa era del -5%.
 
Si quitamos los transportes, porque pocas unidades puede generar mucho movimiento en la cifra general, tenemos un incremento del +1,8%, mucho mejor de lo esperado que era una subida de `+0,2% y que compensa totalmente el descenso del -0,7% anterior que se revisa a mejor desde el -1%.
 
El dato es bueno para la economía y ayuda a calmar ciertos nervios, pero apoya a la Reserva Federal para mantenerse en sus 13 acerca de que todavía hay caso para subir los tipos de interés de forma gradual. En resumidas cuentas, lo que se necesitan son datos positivos pero no desbordantes para hacer que la Reserva Federal mantenga el dinero lo más barato posible para hacer frente al peligro de recesión y del frenazo mundial que tenemos encima de nosotros. El dato de pedidos de hoy es mucho más fuerte de lo esperado, por lo que es ligeramente negativo para el mercado, ligeramente negativo para los bonos y ligeramente positivo para el dólar.