Pedidos a fábrica en Estados Unidos del mes de enero nos deja un incremento del 1,2%, por encima del 1% esperado y bajando un poquito desde el 1,3% anterior.
 
Los pedidos sin transportes, porque pocas unidades pueden distorsionar mucho la cifra final, nos deja un incremento del 0,3%, frenando bastante desde el incremento del 2,4% anterior que se ha revisado al alza desde el 2,1%. La gran noticia es que por lo menos sigue en positivo y se mantiene crecimiento.

Además, los pedidos de bienes duraderos del mes de enero se revisan al alza desde el 1,8% hasta el 2%.

El ratio de inventarios a envíos se mantiene en 1,31 meses.

El dato es positivo para el crecimiento porque el aumento de los precios de las materias primas avanzan demanda y parece que eso se está trasladando a las fábricas de equipamiento.

En general, un dato más de apoyo para que se suban los tipos de interés la semana que viene, lo que tiene un sabor agridulce para el mercado, es positivo para el dólar y negativo para los bonos.