Peticiones de desempleo semanales de Estados Unidos de la semana del 10 de junio nos dejó una cifra de 237.000, por debajo de las 242.000 esperadas y bajando desde las 245.000 de la semana anterior.

Por contra, la media de cuatro semanas sube en 1000 personas hasta las 243.000.

El total de perceptores sube a 1,935 millones desde los 1,929 de la semana pasada.

Como podemos ver, seguimos muy lejos de la zona crítica de los 300.000 y el empleo sigue siendo un claro apoyo para que la Reserva Federal mantenga las subidas de tipos de interés. Es bueno para la economía, agridulce para el mercado, bueno para el dólar y malo para los bonos.