Seguimos estando por debajo de los 300.000, así que no hay peligro para nada para que la Reserva Federal de pasos atrás, por lo menos en este flanco. Dato positivo para la economía, ligeramente agridulce para el mercado, bueno para el dólar y malo para los bonos.

Peticiones de desempleo semanales de Estados Unidos en la semana del 20 de mayo suben muy ligeramente hasta 234.000 desde las 233.000 anteriores, mejor de lo esperado que era subir a 238.000.

La media de cuatro semanas desciende desde 241.000 a 235.250.

El total de perceptores sube de 1,899 millones a 1,923.