Peticiones de desempleo semanales de Estados Unidos de la semana que termina en el 20 de febrero, suben a 272.000, más de lo esperado que eran 270.000 desde las 262.000 de la semana anterior.
 
La media de cuatro semanas baja a 272.000 desde las 273.250 de la semana anterior.
 
El total de perceptores baja a 2,253 millones de personas, mejor de lo esperado que era un descenso a 2,260 millones desde los 2,272 millones de la semana anterior.
 
El dato es positivo para la economía porque seguimos lejos de esos 300.000 que es la barrera clave, y también ayuda a la Reserva Federal, pero es muy difícil quitarse de la cabeza es el dato de PMI de servicios en contracción. El dato es positivo para la economía, ligeramente positivo para el mercado, ligeramente negativo para los bonos y ligeramente positivo para el dólar.