La confianza de los constructores en Estados Unidos plasmada en el NAHB sube 2 puntos en agosto hasta tocar la cota de los 60 puntos, lo esperado y viniendo desde los 58 anteriores, revisado a la baja desde la lectura de 59.

El índice de las ventas sobre los próximos seis meses mejora hasta 67 desde el 66 anterior.

El índice de compradores buscando se reduce un poco hasta 44 desde 45 y las ventas de casas unifamiliares mejora a 65 desde 63.

El aumento de confianza de los constructores va muy en línea con lo que se espera de la economía y esa ventana de mantenimiento de tipos o de acción de los bancos centrales que puede mantener el crédito barato mientras en Estados Unidos el mercado laboral sigue siendo fuerte, algo que reduce el miedo de los compradores a hipotecarse, por ejemplo.

Es un buen dato para la economía porque habla bien de las perspectivas de uno de los pilares de la recuperación, son malas noticias para el mercado de deuda y buenas noticias para el dólar.