- ISM de no manufacturas baja de 57,5 en abril a 56,9 en Mayo, peor de lo esperado que era bajar hasta 57.

El índice de precios pagados baja bruscamente de 57,6 a 49,2, metido en contracción por primera vez desde febrero del año pasado.

El índice de nuevos pedidos también desciende fuertemente desde 63,2 a 57,7, el más bajo desde noviembre de 2016.

Por contra, el índice de empleo está en los niveles más altos desde julio de 2015.

El índice de actividad baja de 62,4 a 60,7, peor de lo esperado que era 62.

No tenemos buenas noticias aunque sigamos estando en la zona de expansión, ya que el índice de precios pagados ofrece una mala señal al entrar en contracción. El de nuevos pedidos tiene un descenso bastante acusado que debe ponernos en alerta al estar hablando del dato del segundo mes del segundo trimestre, por lo que tener estos datos en descenso, son negativos para el producto interior bruto.

El dato es malo para el mercado, malo para la economía, malo para el dólar y bueno para los bonos, pero claro, también ayudan a pensar que la Reserva Federal no va a poder subir los tipos de interés más allá de lo establecido hasta el momento.