- IPC de Estados Unidos del mes de mayo mejora 0,2%, ligeramente más bajo de lo esperado que era un crecimiento del 0,3%. En la interanual tenemos un crecimiento del 1%, por debajo de lo esperado que era del 1,1%.
 
En términos subyacentes, tenemos en el mes un incremento del 0,2%, lo esperado, en términos interanuales tenemos un crecimiento del 2,2%, lo esperado.
 
Con respecto a la participación de la energía y el crudo en la inflación, tenemos que la energía sube 1,2%, la gasolina se dispara 2,3% pero los nuevos vehículos baja -0,1%.
 
Con respecto a los salarios sin tener en cuenta la inflación, queda sin cambios cuando en abril tuvo una bajada de -0,1%.
 
En resumidas cuentas, tenemos un problema con la inflación porque es el sector de la energía el que más está apoyándola, pero los salarios no la están apoyando en los últimos meses, algo que no es precisamente positivo para la economía.
 
En resumidas cuentas, algunos factores que llevan unos meses apoyando a la inflación, siguen haciéndolo, por lo que es positivo para la Reserva Federal y para pensar en subidas de tipos de interés a lo largo de este año, mientras la subyacente se mantiene más o menos constante, así que este factor de momento es favorable para las intenciones de la Reserva Federal, lo que tiene un punto negativo para el mercado, negativo también para los bonos y ligeramente positivo para el dólar.